Gure Miraria, con gratitud y satisfacción, cierra sus puertas desde agosto de 2023. Tras 16 años dedicados al acompañamiento en duelo y más de uno trabajando desde Gure Miraria, nuestro servicio no estará disponible. Sin embargo, te invitamos a seguir consultando nuestro blog, con la esperanza de que pueda ser de ayuda. Tu confianza y apoyo han sido sinceramente apreciados.

El Duelo

Formación

El Faro, la luz…

DUELO POR LA MUERTE DE UN SER QUERIDO

PODEMOS HABLAR DE DUELO

desde la teoría y no lo voy a hacer porque hay otras personas que desarrollan mejor la definición de duelo, sus fases, los diferentes tipos de muertes y las particularidades de unos y otros, etc.

Yo puedo hablar de ello también porque para eso trabajo y acompaño en duelo pero no lo haría tan bien como ellas y ellos.

Me aproximo más al duelo desde esa conexión desde las entrañas, desde mi propios duelos, desde mis acompañamientos en los últimos 15 años. Y a través de ello y del profundo agradecimiento que siento por quienes me han enseñado tanto, quienes me han acompañado a mí y quienes me han guiado, puedo hablar del duelo desde mi serenidad.

Serenidad que llegó pero no fue precisamente eso lo que significa el duelo, atravesarlo, todo lo contrario, es una locura indescriptible la que nos acompaña cuando un ser querido muere.

Pero me nace en esta ocasión, hablar y describir el duelo, pero desde el final del camino. 

TRANSMUTÉ el dolor y sólo puedo decir que quedó y queda AMOR. AMOR Y AGRADECIMIENTO.

El duelo hay que atravesarlo, hay que trabajar en esa travesía porque el tiempo por si sólo no hace nada. Cierto que bueno, como dice Carlos J.Bianchi en su libro El Proceso del duelo, podemos decir que en cierto modo, lo que ha dolido va doliendo menos, o con menos dramatismo, afortunadamente”.

Yo siempre animo a trabajar y a afrontar las emociones, a visibilizarlas. No siempre es el momento, pero es parte de este camino, el poner de frente lo que nos duele, acogerlo tras haber rabiado, pero darle su lugar.

Si retrocedo en el tiempo y me miro en el dolor más profundo y desgarrador, puedo decir que no sé si ya es el inicio del camino del duelo o antes, que no concibes la vida sin esa persona, no la concibes, no la quieres. 

Pero pasa, se va dando paso a otras emociones: la ira, la rabia, la tristeza, la negación a la par que la tristeza, todo ello tras un estado de shock.

Me aíslo, me aíslan cuando un día de repente hay unos ojos que me miran y yo me siento reconocida. Esa persona ha pasado por lo mismo, habla mi mismo idioma. Me siento acogida, aliviada. Su comprensión me alivia, me llena ante tanto vacío.

Y sigo, sigo el camino y a veces me animo, pero pronto llega una nueva caída y creo que he ido hacia atrás. Hasta que voy comprendiendo y me ayudan a comprender que no, que no es hacia atrás, que aún a pesar de mi reincidencia voy hacia delante.

Y llega un día en el que sé que ya las fechas no duelen tanto y sonrío y me reconozco más feliz porque hay un día en el que yo decreto que quiero ser feliz, muy feliz.

Apuesto porque cada persona persiga ser feliz. No es buscar la felicidad que tenía cuando mi ser querido vivía. Desde el realismo digo que no se puede buscar esa felicidad, ya no. Pero ello no es eximente de dejar de buscar una nueva felicidad y aquí, desde GURE MIRARIA te acompañamos desde la cercanía y la comprensión que da el respeto a un proceso vivido. Anímate a transitar este proceso a nuestro lado, en busca del faro, de la luz.

 

SI QUIERES

PUEDES CONTACTAR CONMIGO

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y las condiciones de servicio de Google.

nuestro

BÁLSAMO

COMPRENSIÓN

Desde la experiencia. Hablamos tu mismo idioma, lo que hace que además de empatía y escucha, recibas comprensión.

Escucha

Activa y cercana.

EMPATÍA

Desde el corazón