GURE MIRARIA
Duelo y servicio a la humanidad

13/10/2023

Son muchas las personas que me han permitido acompañarles en su duelo. Hay otras a las que no se puede acompañar porque creen que su dolor está por encima de todo. Y por supuesto que yo profeso un gran respuesto al dolor ajeno y comprendo y respeto que para cada persona, su dolor sea el más grande pero no por ello, el único.

Además, esto lo viví en carne propia y debo reconocer que hay dolores muy grandes como la pérdida de un ser querido y más si lo que acompaña y rodea a esa muerte, es trágico. Pero no por ello se puede dejar de salir.

Reflexiono mucho acerca de lo que una buena amiga y madre, me enseñó y me hizo ver. Algo que puse en práctica y verdaderamente desencadenó muchas situaciones positivas, bonitas y muy importante, me acercó al fin que perseguía este aprendizaje. Me refiero al Servicio a la humanidad.

Un duelo hay que vivirlo y atravesarlo pero esto no quiere decir que nos pasemos todos esos años mirándonos el ombligo porque esto no nos hace salir a flote. En cambio, si miramos hacia fuera y no nos olvidamos de que hay mucho dolor, mucha necesidad y muchas personas a las que podemos dar una mano, nos pondremos en marcha e iremos relegando ese dolor que a veces convertimos en victimismo y de por sí, no ayuda en nada.

Mirar hacia fuera para dejar de creernos el centro del mundo y así, no sólo conseguimos acompañar a otras personas (no me refiero en duelo porque estando en duelo no podríamos hacer un buen acompañamiento y podríamos dejar caer a la persona y retroceder nosotras y nosotros) sino que nos acompañamos a nosotras mismas a sanar la herida.

Servicio a la humanidad es amar y todo lo que es amor, es sanador. Por lo tanto, no dejemos de mirar hacia el exterior porque en cuanto sintamos la más minima fuerza para poder hacerlo, estaremos haciendo no sólo por los y las demás, sino por nuestra persona. Nuestra alma dañada se irá sanando, poco a poco, pero por aquí también llega nuestra sanación.

Quizás también te interese leer…

SIGUE SIENDO ÉL, ELLA

SIGUE SIENDO ÉL, ELLA

No es extraño, oír decir a una persona ante un familiar que tiene deterioro cognitivo "mi padre ya no es él, mi madre ya no es ella, no le...

leer más
ENFERMEDAD Y RESPONSABILIDAD

ENFERMEDAD Y RESPONSABILIDAD

En los últimos tiempos y al ver cómo personas cercanas afrontan su enfermedad y todo lo que esto conlleva, me cuestiono sobre en qué medida somos...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

acompañamos

desde el corazón

del dolor al amor