GURE MIRARIA
El suicidio no es cosa de otros

08/11/2023

Siempre que suceden acontecimientos muy duros en la vida de una persona, de una familia, una gran parte del del entorno (conocidos o no) expresan frases como «¡qué pena!». Sin olvidar los rumores que se crean y demás familia donde todo resulta dañino para los supervivientes de dicho dolor. La pena no ayuda sino que relega a una posición de inferioridad considerándonos los que expresamos la pena (aún sin saberlo) en un plano superior.

Quiero hablar del suicidio. Abordarlo desde dos perspectivas: la primera tiene que ver con lo que defino como «ajeno y lo que nunca me puede pasar a mí» y la segunda como la no prevención y cuidado así del prójimo.

Ya cuando alguien muere y debido a que no nos han educado ni nos educamos en el tema de la muerte, creemos que eso nunca nos va a pasar a nosotros, a nosotras. De hecho no es que pensemos que no nos va a pasar, sino que sencillamente no pensamos. ¡Error fatal! Nos creemos que por hablar de la muerte la estamos llamando. Debemos creer que somos inmortales pero claro, sólo nosotros porque si los demás mueren y nos extrañamos es porque debemos tener la creencia de que es algo que nunca me puede pasar a mí.

Si hablamos de suicidio y de otras muertes trágicas, ni por lo más remoto puedo pensar y menos sentir que me puede, nos puede suceder. Parece haber un lenguaje verbal y entiendo que no verbal directo cuando se habla desde el cotilleo y desde el juicio, que dice que nuestra familia es normal y eso es cosa de familias de otra índole.

En cuanto a la otra perspectiva quiero visibilizar la falta de educación en cuanto al cuidado de los y las demás, educación que se debe dar en casa como una de las asignaturas por excelencia. En una ocasión una buena amiga acudió a una charla sobre el suicidio (ella, otras amigas y yo, vamos a encuentros, jornadas, seminarios… sobre suicidio y otros temas vitales, reales y cercanos porque además de formarnos en ello y previo a formarnos, no lo vivimos como ajeno sino que nos sentimos parte de ello dado que ninguna estamos exentas de nada por privilegio divino). Al salir de este encuentro se paró a saludar a una conocida y bueno, en este charloteo surgió que venía de la charla sobre el suicidio, a lo que la respuesta de dicha amiga fué «¡Jo, Ixon, a vaya cosas más raras que vas»!.

Si tenemos en cuenta que el hijo de quien hizo ese comentario está en una edad (preadolescencia) en la que es importantísimo hacer prevención desde el hogar, enseñar y etc…para luego, por ejemplo no hacer bullyng pues….. creo que con ésto, ya lo digo todo o al menos bastante. Y luego nos llevaremos las manos a la cabeza y claro, nuestros hijos e hijas jamás hacen nada malo. Sólo centramos nuestra atención en ese chico o chica que se ha suicidado y en muchas ocasiones no precisamente para ser compasivos, compasivas sino para juzgar desde la más absoluta ignorancia y lastimar, más aún si cabe, a quien precisamente lo que le sobra, es dolor.

No me quiero extender más porque a buen entendedor, pocas palabras bastan y quien no quiera ver que siga no comprendiendo nada de lo que escribimos sobre el suicidio. Al final, es una responsabilidad, su responsabilidad y es mejor no tener que aprender por la fuerza. Empleemos esa sabiduría innata que tenemos y recurramos a ella en lugar de a los bajos instintos que seguirán cobrando más fuerza mientras no queramos mejorar como personas, como seres humanos.

EL SUICIDIO NO ES COSA DE OTROS. Somos una unidad y yo soy tú y tu eres yo. Sólo comprendiendo ésto nos construiremos mejor como personas y como sociedad. Y pasaremos a hablar de COMUNIDAD en lugar de sociedad.

Nunca es tarde para aprender aquello que el miedo y otros egos quisieron que nunca viésemos.

 

Quizás también te interese leer…

SIGUE SIENDO ÉL, ELLA

SIGUE SIENDO ÉL, ELLA

No es extraño, oír decir a una persona ante un familiar que tiene deterioro cognitivo "mi padre ya no es él, mi madre ya no es ella, no le...

leer más
ENFERMEDAD Y RESPONSABILIDAD

ENFERMEDAD Y RESPONSABILIDAD

En los últimos tiempos y al ver cómo personas cercanas afrontan su enfermedad y todo lo que esto conlleva, me cuestiono sobre en qué medida somos...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

acompañamos

desde el corazón

del dolor al amor