GURE MIRARIA
ENFERMEDAD Y RESPONSABILIDAD

20/01/2024

En los últimos tiempos y al ver cómo personas cercanas afrontan su enfermedad y todo lo que esto conlleva, me cuestiono sobre en qué medida somos responsables de sanarnos un poco o al menos intentarlo o por el contrario dejarlo todo en mano de los demás, más en concreto de profesionales de la medicina.

Yo, desde luego y a través de mis experiencias y de lo que voy aprendiendo, creo que tenemos una responsabilidad en la enfermedad y es hacer un repaso de nuestra vida, de nuestra manera de comportarnos, de nuestras respuestas ante lo que nos acontece. Por supuesto y lo digo con contundencia: no con el fin de juzgarme, de juzgarnos. Hablo de ésto porque creo que no somos conscientes de que no podemos vivir de cualquier manera en cuanto a no considerar que ser personas bondadosas, honestas, legales, etc etc….siempre será más sanador que vivir aprovechándonos de situaciones para ganar de manera poco lícita beneficios varios. No podemos pensar que las personas se alejan de nosotras y nosotros porque sí, sin reflexionar sobre qué puedo haber hecho o cómo he podido comportarme para que desaparezcan. Y habría otros tantos ejemplos para diferenciar que es vivir de forma sana o todo lo contrario.

Nos creemos que una vida saludable se remite a comer bien y hacer ejercicio, olvidándonos de lo que es verdaderamente importante que es la higiene en valores. Obviamente lo uno no exime lo otro, pero ya es hora de que nos centremos en sanar teniendo un corazón noble y sano sin ideas oscuras. Claro y oscuro, salud y enfermedad. La enfermedad no sólo llega porque sí o por malos hábitos. La enfermedad la alimentamos nosotros y nosotras mismas.

Y por consiguiente, en la enfermedad dejar todo en manos de la medicina tiene una connotación de irresponsabilidad y de poner en manos de un médico, médica nuestra salvación. Si hacemos un repaso de nuestra vida, de nuestro presente y reconocemos cómo nos portamos con el resto del mundo, podremos cambiar y remar a favor de nuestra sanación. Desde luego que no podemos evitar nuestra muerte porque esto es algo muy grande pero que podemos hacer algo, podemos hacerlo.

Desde luego si perpetuamos las expresiones de «mi oncóloga, mi médico de cabecera, mi psiquiatra, mi, mi …..» nos estaremos olvidando de nuestra propia tarea que es «¿en qué puedo mejorar para liberar a los profesionales de algo que les he impuesto y así convertir y mejorar lo que está en mi mano?». Estas personas profesionales ya hacen todo lo que está en su mano y debemos confiar en ellas para así crear ese espacio de introspección y mejora personal como una vía paralela o incluso común de buscar no enfermar más aún.

Todo ello me sugiere seguir invitándome e invitaros a vivir bien para un día morir mejor. Tenemos tarea por hacer y desde mi experiencia quizás sea la labor más bonita de nuestra vida.

Y no quiero decir que puedo evitar mi muerte pero sí hacerme un tránsito de vida más sano, con más luz para mí y para los demás. No sé, se me ocurre en mis reflexiones diarias…………

Quizás también te interese leer…

SIGUE SIENDO ÉL, ELLA

SIGUE SIENDO ÉL, ELLA

No es extraño, oír decir a una persona ante un familiar que tiene deterioro cognitivo "mi padre ya no es él, mi madre ya no es ella, no le...

leer más
NO ME APETECE VIVIR LA NAVIDAD

NO ME APETECE VIVIR LA NAVIDAD

¡Cuántas personas con dolores diversos llegan a estas fechas no sólo desganadas sino y sobre todo, destrozadas! No hay sólo dolor por ausencias de...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

acompañamos

desde el corazón

del dolor al amor